Please reload

SITIO LIBRE DE ANUNCIOS
ENTRADAS RECIENTES

Retrospectivas constructivistas: enfoque basado en competencias

25/02/2018

 

Criterios en los que se fundamenta el enfoque por competencias

 

Existen diferentes acepciones del término competencia, sin embargo, desde la perspectiva socioconstructivista se entiende como competencia el conjunto de saberes y recursos cognitivos que un individuo identifica, selecciona, coordina y moviliza de manera articulada e interrelacionada, para resolver un problema o situación, dentro de un contexto específico; caracterización que se fundamenta en los siguientes criterios:

 

  • Por su carácter holístico e integrador, el enfoque por competencias rechaza la pretensión sumativa y mecánica del conductismo. En este sentido, las competencias se componen e integran de manera interactiva, con conocimientos explícitos y tácitos; actitudes, valores y emociones, en contextos concretos de actuación, de acuerdo con procesos históricos y culturales específicos.

  • Se encuentran permanentemente en desarrollo. Por ello, su evaluación debe ser continua, mediante estrategias que promuevan el desarrollo y la mejora de las mismas.

  • Su desarrollo y movilización debe entenderse como un proceso que se adapta, en forma creativa, a cada contexto y conjunto de problemáticas y situaciones específicas.

  • Trabajar bajo el enfoque por competencias de forma efectiva requiere armonizar intenciones, expectativas y experiencias, para lo cual es necesario un proceso permanente de reflexión crítica por parte del docente.

  • Las competencias varían en desarrollo y nivel de logro, según su grado de complejidad y de dominio, así como asumen valor, significatividad, representatividad y pertinencia de acuerdo a múltiples variables (situación, intención, recursos cognitivos, materiales disponibles, etc.), las cuales a su vez se constituyen y expresan de manera gradual y diferenciada a través del proceso formativo de los estudiantes.

  • Para que una competencia susceptible de adquirirse se transforme en una competencia adquirida, esta se debe desarrollar e integrar por medio de procesos de contextualización y significación con fines pedagógicos, de modo que esté disponible, para ser movilizada por los estudiantes durante su aprendizaje.

 

En todos los casos, el concepto de competencia enfatiza tanto el proceso como los resultados del aprendizaje, es decir, lo que el estudiante o el egresado es capaz de hacer al término de su proceso formativo y en las estrategias que le permiten aprender de manera autónoma en el contexto académico y a lo largo de la vida. El desarrollo de competencias destaca el abordaje de situaciones y problemas específicos, por lo que una enseñanza por competencias representa la oportunidad para garantizar la pertinencia y utilidad de los aprendizajes escolares, en términos de su trascendencia personal, académica y social. En el contexto de la formación de los futuros maestros, permite consolidar y reorientar las prácticas educativas hacia el logro de aprendizajes significativos de todos los estudiantes, por lo que conduce a la concreción del currículo centrado en el alumno. (DGESPE)

 

 

La evaluación bajo el enfoque basado en competencias

 

Desde el enfoque basado en competencias, la evaluación consiste en un proceso de recolección de evidencias sobre un desempeño del estudiante, con la intención de sustentar y emitir juicios de valor, a partir de la contrastación de tales evidencias, con un marco de referencia constituido por las unidades y los criterios de desempeño de las competencias que se evalúan. De igual manera, esta evaluación permitirá identificar las áreas que requieran fortalecerse para alcanzar el nivel de desarrollo que se establece en el perfil y en cada uno de los cursos del plan de estudios.

 

De manera que, la evaluación basada en competencias implica, entre otros aspectos y sin que ello excluya la verificación del dominio teórico y conceptual que las sustentan, la demostración del dominio práctico de las mismas. Para ello es indispensable utilizar las propias tareas del aprendizaje, como evidencias (definidas en parámetros y criterios de desempeño) que den cuenta del nivel de logro y del proceso de aprendizaje y no solamente de los resultados.

 

 

Las funciones sumativa y formativa de la evaluación por competencias

 

Cabe destacar que dicha evaluación deberá cumplir con dos funciones básicas: la sumativa de acreditación/certificación de los aprendizajes establecidos en el plan de estudios, y la formativa que favorece el desarrollo y logro de tales aprendizajes. En otras palabras: la función sumativa se puede definir como la evaluación de las competencias, en tanto que la formativa como la valoración de los procesos por los que estas se adquieren y que a su vez permitirá realimentar a los estudiantes.

 

 

Selección de métodos y estrategias de evaluación

 

Finalmente y no menos importante será la selección de los métodos y las estrategias acordes para cada tipo de desempeño a evaluar: entrevistas, debates, observación del desempeño, proyectos, casos, problemas, exámenes, portafolios, etcétera. Utilizar métodos que permitan demostrar los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores en la resolución de problemas, brindará un carácter integral a la evaluación que requiere el enfoque basado en competencias.

 

 

Editado de

 

Dirección General de Educación Superior para Profesionales en la Educación. Enfoque centrado en competencias.

Recuperado de

http://www.dgespe.sep.gob.mx/reforma_curricular/planes/lepri/plan_de_estudios/enfoque_centrado_competencias