Please reload

Suscríbete a

Zona Escolar 71

ES Y SIEMPRE SERÁ GRATIS
SITIO LIBRE DE ANUNCIOS
ENTRADAS RECIENTES

¿Cómo elaborar un Acuerdo Escolar de Convivencia?

27/08/2018

 

Da clic aquí para descargar esta guía.

 

 

¿Qué es un Acuerdo Escolar de Convivencia?

 

El Acuerdo Escolar de Convivencia es una herramienta de carácter formativo que promueve el desarrollo integral de los estudiantes, con la participación de toda la comunidad educativa. Su espíritu se sostiene en la corresponsabilidad de todos quienes la conforman, desde un enfoque de derechos y responsabilidades.

 

Con ello se pretende promover un modelo de convivencia en el cual los alumnos puedan tomar decisiones responsables y comprometerse a construir relaciones sanas, pacíficas y armónicas.

 

El AEC  debe ser construido entre toda la comunidad escolar. Su colaboración es fundamental para apropiarse de las normas y los compromisos establecidos, ya que cuando estos son producto de la participación de todos, se evitan las decisiones arbitrarias e injustas, y son los propios alumnos, docentes y padres quienes se comprometen y vigilan su cumplimiento.

 

La elaboración de un AEC debe ser el resultado del debate, la discusión y la participación de los integrantes de la comunidad educativa; de esta forma podrán sentirse identificados con las normas y medidas disciplinarias, así como respetarlas al tener claridad sobre su necesidad y pertinencia de incorporación al mismo.
 

El Acuerdo Escolar de Convivencia sustituye los reglamentos escolares y debe mantener congruencia con los lineamientos normativos y la legislación vigente, para que en ningún momento se atente contra la integridad y los derechos de los alumnos y de quienes conforman la comunidad escolar.

 

 

¿Cómo se elabora un Acuerdo Escolar de Convivencia?

 

1. Diagnóstico

 

Importante: Antes de y durante la sesión de elaboración del Acuerdo Escolar de Convivencia, para favorecer que los alumnos, al igual que los demás participantes expresen sus opiniones, tomen turnos, escuchen a los demás, respeten los puntos de vista de otros y reflexionen dentro de un ambiente propicio, se recomienda conocer y aplicar las orientaciones para la organización y desarrollo de una Asamblea Escolar.

 

 

El primer paso para diseñar un Acuerdo Escolar de Convivencia sugiere elaborar un diagnóstico de la situación actual del plantel, mediante la Guía de Autoevaluación de la Convivencia Escolar del Programa Escuela Segura. Éste tiene la intención de que al interior del Consejo Técnico Escolar (CTE) se reflexione y se converse sobre la gestión de la convivencia que los docentes conjuntamente con sus compañeros de trabajo, y bajo el liderazgo asertivo del director, promuevan cambios para una mejora progresiva del clima de la escuela y de cada una de las aulas.

 

Además de esta, se propone utilizar los siguientes instrumentos, los cuales permiten comprender los conflictos, así como detectar los puntos fuertes y débiles de su resolución:

 

 

Estos documentos de evaluación, si bien están dirigidos al personal directivo y docente, consideran indispensable involucrar a toda la comunidad educativa, invitan a diseñar instrumentos que posibiliten al colectivo docente obtener una visión clara acerca de las expectativas y el nivel de compromiso de todos los que conviven en el espacio escolar, y valoran la convivencia dentro del plantel.

 

Para todo lo anterior, se propone crear un espacio que les permita a todos (alumnos, docentes y padres de familia) expresar sus opiniones libremente y encontrar soluciones a problemáticas complejas, trabajando en conjunto por un objetivo común.

 

Finalmente, para sistematizar el desarrollo del diagnóstico del Acuerdo Escolar de Convivencia, se sugiere utilizar un instrumento como el Formato para el desarrollo de asambleas escolares, adaptado para cada una de las figuras que participan (alumnos, docentes y personal de la escuela, padres de familia).

 

 

2. Elaboración de normas del Acuerdo Escolar de Convivencia

 

Como se ha mencionado, es fundamental que toda la comunidad escolar intervenga en la elaboración del AEC. El diseño de sus normas no es la excepción.

 

 

2.1. Temas prioritarios

 

Para construir las normas se deben considerar los temas prioritarios, de acuerdo con los resultados del diagnóstico. Se pueden tomar en cuenta los siguientes o incluir otros que respondan al contexto y a las necesidades de la escuela:

 

  • El reconocimiento y la atención de la diversidad

  • El buen trato a las relaciones personales

  • La participación, corresponsabilidad y la mejora de la enseñanza

  • El manejo de conflictos

  • La asistencia y la puntualidad

  • El cuidado del material propio, ajeno y educativo

  • La actividad académica

  • La higiene y la salud

 

 

2.2. Especificaciones para la redacción de las normas

 

Las normas del Acuerdo escolar de convivencia deberán:

 

  • Estar escritas en sentido propositivo, destacando la pauta de acción que se quiere seguir.

  • Ser formuladas en primera persona del plural, definiendo el compromiso de los alumnos, maestros o padres de familia, según corresponda.

  • Ser breves, asumibles, justas y comprensibles para todos los integrantes del centro educativo.

  • Mantener congruencia con el resultado del diagnóstico.

  • Considerar la opinión de todos los integrantes del centro educativo.

  • Estar acordes con las distintas etapas del desarrollo de la infancia y la adolescencia.

  • Atender a la realidad y al contexto económico, social, cultural, lingüístico y étnico del centro educativo.

  • Considerar los derechos y las responsabilidades de las figuras adultas.

  • Tener en cuenta que no se puede violentar la integridad de los alumnos.

 

 

3. Elaboración de medidas disciplinarias del Acuerdo Escolar de Convivencia

 

Resulta apremiante generar un ambiente armónico a través del diseño de un AEC que contemple medidas disciplinarias, conforme a los lineamientos normativos y legislación vigentes. Para ello Ortega, R., Del Rey, R., Córdoba, F., y Romera, E., (2014), proponen que estas:

 

  • Tengan una finalidad educativa para aprender a desarrollar determinados hábitos o actitudes útiles para la vida en común.

  • Sean consecuencia coherente y acorde a la acción cometida; que enseñen al infractor y al grupo, nuevas vías de actuación efectiva; además de ser graduales y proporcionales con la falta cometida.

  • Sean conocidas y comprendidas por todos los implicados.

  • Salvaguarden la integridad física y la dignidad del alumno, docente, padre de familia, tutor y demás personas que conviven en el espacio escolar.

  • Conlleven a la reflexión y se perciban como consecuencia lógica del comportamiento indisciplinado.

  • Protejan los derechos de las y los niños y adolescentes.

  • Eviten en todo caso, atentar contra el derecho a la educación o impedir la continuidad de los estudiantes en el sistema educativo.

 

Adicionalmente, es importante que se establezcan dos o tres conductas reparadoras por acción transgresora.

 

Algunas sugerencias sobre las medidas disciplinarias son:

 

  • La reparación o restitución del daño causado

  • Prestar servicio comunitario o pedagógico, según corresponda.

 

Ejemplos de medidas disciplinarias:

 

 

 

Después de la Asamblea de elaboración del Acuerdo Escolar de Convivencia y durante el resto del ciclo escolar, se puede continuar fortaleciendo el mismo a partir de estrategias como:

 

  • Pláticas grupales con alumnos y/o padres de familia.

  • Encuestas.

  • Buzones de propuestas para mejorar la convivencia escolar.

 

 

Otras consideraciones

 

  • Para apoyar al fortalecimiento del Acuerdo Escolar de Convivencia, a disipar confusiones y dudas, y a solucionar situaciones que alcancen niveles de gravedad, es imprescindible tener constituido el Comité de Desaliento de las Prácticas que Generen Violencia entre Pares (CEPS). Este órgano no solo tendrá carácter consultivo; también podrá colaborar con el resto de la comunidad educativa en la detección de factores y situaciones de riesgo, así como en el diseño e implementación de actividades de prevención y mitigación de la violencia entre pares.

  • El director tiene la responsabilidad de denunciar ante el ministerio público y dar aviso a la policía cuando haya conductas que lo ameriten.

 

 

 

Para saber más sobre cómo elaborar un Acuerdo Escolar de Convivencia, da clic en este enlace.

 

 

Referencias

 

Oficina de Operación y Seguimiento de Programas Institucionales. Elaboración del Acuerdo Escolar de Convivencia (PNCE) (DGEPE/SUB-TEC/DOPI/OOSPI/119/2018). Dirección General de Educación Primaria Estatal. Secretaría de Educación de Veracruz.

 

Secretaría de Educación de Veracruz. (2015). Acuerdos Escolares de Convivencia: Orientaciones para su elaboración. SEV.

Recuperado de

https://www.sev.gob.mx/basica/convivencia-escolar/Acuerdos.pdf

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

TEMAS