Please reload

Suscríbete a

Zona Escolar 71

ES Y SIEMPRE SERÁ GRATIS
SITIO LIBRE DE ANUNCIOS
ENTRADAS RECIENTES

Cómo elaborar un programa escolar de mejora continua

26/01/2020

 

¿Qué es un plan escolar de mejora continua?

 

El Programa Escolar de Mejora Continua es una propuesta multianual, flexible, contextualizada, concreta y realista, que a partir de un diagnóstico amplio de las condiciones de la escuela en un momento dado, plantea objetivos de mejora, metas y acciones, dirigidas a resolver las problemáticas escolares de manera priorizada y en tiempos establecidos.

 

 

Estructura del pemc

 

Un Programa Escolar de Mejora Continua completo deberá contar con los siguientes elementos:

 

  • Diagnóstico

  • Objetivos y metas

  • Acciones

  • Seguimiento y evaluación

 

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico es el punto de partida para la elaboración del PEMC, en el que la escuela se mira a sí misma, haciendo un examen de sus situaciones y problemáticas, apoyándose en información que permita al colectivo analizar, reflexionar, identificar y priorizar las necesidades educativas, y a partir de estas últimas, tomar decisiones consensuadas que favorezcan su atención.

 

El diagnóstico debe ser integral y estar centrado en las niñas, los niños y los adolescentes; para lo cual es necesario recolectar, comparar y analizar información en torno a las características, intereses y necesidades de los alumnos y alumnas, al igual que de los siguientes...

 

 

Ámbitos del Programa Escolar de Mejora Continua

 

a) Aprovechamiento académico y asistencia de los alumnos

b) Prácticas docentes y directivas

c) Formación docente

d) Avance de los planes y programas educativos

e) Participación de la comunidad

f) Desempeño de la autoridad escolar

g) Infraestructura y equipamiento

h) Carga administrativa

 

Dicha información puede ser hallada en reportes de evaluación, resultados de evaluaciones internas y externas, fichas descriptivas de alumnos y alumnas en riesgo, gráficas de logro educativo, resultados de la encuesta aplicada a las NNA sobre sus intereses y experiencias escolares, entre otros registros.

 

 

Qué hacer con la información

 

Una vez que se cuente con toda la información disponible para decidir en qué aspectos debe centrarse la atención será necesario:

 

a) Analizar y sistematizar la información recuperada.

b) Elaborar una lista de problemáticas más relevantes y recurrentes que afectan los aprendizajes de los alumnos y su desarrollo integral.

c) Jerarquizar las problemáticas, destacando aquellas que requieran atención prioritaria, basándose en algún criterio determinado, por ejemplo: interés, urgencia, viabilidad, oportunidad, demanda, etcétera.

d) Seleccionar los retos o situaciones problemáticas sobre los cuales se formularán más adelante alternativas de mejora, y elaborar una lista (esta última servirá posteriormente para definir los objetivos del PEMC).

 

 

Cómo redactar un diagnóstico

 

Para redactar correctamente un diagnóstico, es importante considerar los siguientes puntos:

 

  • Basar la información en datos y evidencias de diversas fuentes, y articularla de manera coherente.

  • Describir, además de los datos recuperados de las distintas fuentes antes mencionadas, el contexto de la escuela, las condiciones y características de los alumnos y alumnas; de sus familias y de su comunidad, así como sus resultados, logros y desafíos.

  • Distinguir entre las problemáticas de alumnos con rezago en aprendizajes, y las de quienes muestran un avance acorde a lo esperado.

  • Identificar fortalezas y necesidades específicas de los alumnos y alumnas en cuanto a los aprendizajes.

  • Identificar los recursos, las posibilidades y los posibles obstáculos.

 

 

Objetivos y metas

 

 

Los objetivos

 

Los objetivos especifican lo que se pretende alcanzar y para qué lograrlo, y se plantean a partir de la lista de retos o situaciones problemáticas seleccionadas en el diagnóstico.

 

Deben ser alcanzables y comunicables, es decir, que todos puedan comprenderlos, ya que servirán de guía para las acciones que la comunidad educativa emprenderá durante el periodo que se establezca para el PEMC (de 2 a 4 años).

 

Un objetivo correctamente elaborado debe tener las siguientes características esenciales:

 

  • Especificar qué se quiere lograr.

  • Ser congruente con el diagnóstico.

 

No hay una receta única, pero es recomendable establecer uno o dos objetivos que planteen lo que se pretende lograr al término de la vigencia del PEMC.

 

 

Las metas

 

Diseñados los objetivos, el siguiente paso es elaborar las metas. Cada objetivo debe tener sus respectivas metas, las cuales implicarán establecer indicadores que permitan evaluar el avance alcanzado al final del ciclo, para cada objetivo. Para que ello sea posible, las metas deberán tener las siguientes características:

 

  • Ser concretas. Las metas deben establecer un solo resultado y evitar ambigüedades.

  • Ser alcanzables. Las metas deben ser realistas para ser logradas en corto y mediano plazo. Las metas irreales (o inalcanzables) se convierten en sueños, fantasías e imaginarios.

  • Ser medibles. Las metas deben especificar el parámetro con el que se evidenciará su cumplimiento, expresado en unidades de medida.

  • Ser demostrables. El cumplimiento parcial o total de las metas obliga a presentar resultados concretos que demuestren dicho avance o cumplimiento; de otro modo, no podría saberse si realmente es como se indica.

  • Tener plazo. Las metas deben ser factibles de cumplirse en un periodo determinado, con fecha límite.

 

Para varios autores, una meta bien estructurada debe responder a las preguntas ¿qué?, ¿cuánto?, ¿cuándo?

 

 

Acciones

 

Una vez que han sido planteados los objetivos y las metas, hay que definir las acciones que se llevarán a cabo para hacer realidad su cumplimiento.

 

Es recomendable plantear al menos dos acciones para cada uno de los ámbitos en torno a los cuales se recolectó, comparó y analizó información en el diagnóstico (Aprovechamiento académico y asistencia de los alumnos; Prácticas docentes y directivasFormación docenteAvance de los planes y programas educativosParticipación de la comunidadDesempeño de la autoridad escolar; Infraestructura y equipamiento, y  Carga administrativa).

 

 

Qué debe contener cada acción en su planteamiento

 

  • Descripción de la acción. Es la especificación de sus aspectos centrales; detalla en qué consiste, cómo se desarrollará, y a quiénes va dirigida.

  • Fechas/Periodos. Es el tiempo en el que se desarrollará la acción; fecha de inicio y término. Una acción puede ser repetida en el transcurso del tiempo, o bien ser esporádica. Asimismo, las diferentes acciones pueden iniciarse en momentos distintos; por ello en el PEMC, habrá que especificar el inicio y duración de cada una.

  • Responsable. Es el encargado de asegurar que la acción se implemente de acuerdo con lo planificado (incluso cuando para llevar a cabo una acción, se requiera de la participación de varias personas); además, deberá estimar y comunicar si dicha acción está aportando los resultados para los cuales fue pensada. Asignar un responsable al desarrollo de una acción contribuye a garantizar su realización, y a identificar quién debe informar de los resultados de dicha acción, al momento de dar seguimiento al programa.

  • Recursos. Es la descripción de los recursos humanos, pedagógicos y técnicos que se necesitan para ejecutar una acción.

 

 

Presentación de las acciones

 

Para su mejor visualización y comprensión, se sugiere organizar la información de las acciones en una tabla como la siguiente:

 

 

Al término de la redacción de las acciones por ámbito, debe hacerse una revisión de estas, cuidando que guarden coherencia con los objetivos y las metas. Además, su claridad y sencillez es muy importante, ya que estas deben darse a conocer a toda la comunidad educativa. Debido a que en estas quedan reflejados los compromisos que adquiere la escuela y las familias, las acciones deben estar redactadas en un lenguaje que pueda ser comprendido por todos.

 

 

Seguimiento y evaluación (¿cómo saber si avanzamos?)

 

 

El seguimiento

 

Llevar a cabo las acciones planeadas no es garantía de avanzar hacia los objetivos que el colectivo haya planteado; por ello es necesario hacer un seguimiento de las mismas, para verificar que realmente estén contribuyendo a la mejora de la escuela.

 

El seguimiento es un proceso que permite identificar, analizar y evaluar las condiciones que obstaculizan y/o favorecen la implementación de la propuesta de mejoramiento. Se realiza en momentos definidos por la institución, de acuerdo con el avance en la implementación de las acciones. 1

 

De modo que al Consejo Técnico escolar le corresponderá definir y acordar la forma en que se dará seguimiento al resultado de las acciones planteadas, y establecer un mecanismo para revisar si lo que se está haciendo funciona conforme a lo esperado.

 

Algunas preguntas que pueden servir como guía para llevar a cabo lo anterior son:

 

  • ¿Los resultados fueron los esperados?

  • ¿Qué aspectos favorecieron el logro de buenos resultados?

  • ¿Los resultados obtenidos contribuyen a alcanzar los objetivos propuestos?

  • ¿Se tiene información suficiente o es necesario recabar alguna otra para tomar decisiones?

  • ¿Qué ajustes es pertinente hacer al PEMC?

 

 

Requisitos mínimos para el seguimiento

 

Si bien el momento y las formas para llevar a cabo el seguimiento lo decide el Consejo Técnico Escolar, este debe tener un mínimo de elementos o características comunes, para garantizar que sirve al objetivo de retroalimentar el programa:

 

  • Todas las acciones del programa tendrán un responsable de implementación, que también será el encargado de proporcionar información para el seguimiento.

  • Deberán comprobarse los plazos establecidos para cada una de las acciones, así como la correcta utilización de los recursos asignados y el logro de los avances.

  • El responsable del seguimiento recogerá la información para el seguimiento y elaborará el informe correspondiente.

  • El seguimiento deberá concluir con una valoración global del grado de implementación del programa.

  • El seguimiento puede formalizarse a través de informes tipo, o de fichas de seguimiento con formatos preestablecidos, que ayuden a recuperar la información, y a obtener conclusiones.

 

 

La evaluación

 

La evaluación consiste en una revisión crítica que se realiza al final de cada uno de los ciclos escolares que abarque el periodo de vigencia del PEMC, sobre el impacto de las acciones implementadas para cada ámbito. La información y conclusiones que surjan de esta, posibilitarán la toma de decisiones sobre las adecuaciones y reformulaciones que serán necesarias para el ciclo escolar siguiente.

 

Al finalizar el periodo de vigencia del PEMC (multianual), deberá efectuarse una evaluación global, a manera de cierre del mismo. Esta reflexión final ayudará a que la escuela siga adelante con su política de mejora continua, e inicie un nuevo ciclo de diagnóstico que derive en un nuevo programa de mejora

 

Finalmente, es muy importante que la información y conclusiones que surjan de cada una de las evaluaciones anuales y de la global, sean comunicadas a la comunidad escolar, para que entre todos repasen los logros, y revisen los desafíos que afrontarán en lo futuro, procurando siempre un clima de colaboración y participación.

 

 

Editado de

 

Subsecretaría de Educación Básica. (2019). Orientaciones para elaborar el Programa Escolar de Mejora Continua. SEP.

 

 

Referencias

 

1. Ministerio de Educación. Orientaciones para la elaboración del Plan de Mejoramiento Educativo. 2019. Chile, p. 41 (como se citó en Subsecretaría de Educación Básica, 2019).

 

 

Agradecimientos

 

Dirección General de Educación Primaria Estatal. Departamento de Operación de Programas Técnico Pedagógicos. Oficina Proyectos Académicos. SEV.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

TEMAS